Tecnica RaZa
 
"Disciplina teórico-práctica en apoyo a la danza tradicional mexicana"

 

 

Justificación
La técnica RaZa creada por el Mtro. Rafael Zamarripa Castañeda servirá para dejar un eficiente y novedoso sistema de entrenamiento teórico-práctico y dará herramientas que permitan iniciar un entrenamiento integral en el ejecutante.
A través del aprendizaje de esta técnica se estimulará la creatividad pertinente en una compañía de danza por medio de un taller de experimentación creativa y se hará conciencia para que se revaloren las puertas escénicas de danza tradicional en cuestiones de: iluminación, vestuario, escenografía, investigación, música y algunos otros factores que existen dentro de un espectáculo que aspira a calidad, todo esto buscando estimular a los participantes para conseguir la calidad total de sus hábitos artísticos.


Técnica raza en apoyo a la danza mexicana, basado en un sistema de enseñanza que él mismo ha creado con características particulares que logran ofrecer una opción integral para la formación del bailarín de danza tradicional mexicana.


“La técnica Raza es un entrenamiento físico que facilita el camino de quienes se dedican a la danza tradicional. Es un entrenamiento del cuerpo, de coordinación y pensamiento”, detalla Zamarripa sobre la técnica que desarrolló, en la que se fusionan principios de la danza tradicional con movimientos de otros géneros como el jazz, la danza contemporánea, el ballet, y que ha sido adoptada por varias universidades del país, obteniendo en su conjunto la rítmica y la intención del movimiento, con elementos únicos creados para esta metodología.
La técnica Raza, detalla su gestor, surgió de la necesidad por limpiar los pasos de los ejecutantes de folclórico, de que el zapateado se escuchara más limpio. “La pretensión era enseñar a bailar, más que enseñar bailes. Danza y bailes regionales los aprenden muchos, pero quienes los bailen, pocos. La idea es que todos los que bailan son verdaderos artistas”, puntualiza el también escultor.
Este es un entrenamiento no sólo corporal, sino de coordinación y pensamiento, en que los ejecutantes empiezan a trabajar con el sonido del taconeo, con brazos y torso acompañados de ritmos tan diversos como una pieza de Bach, una melodía de los Beatles o un tema de los Bukis, “en lugar del tambor que ya tiene hartos a los bailarines”. La técnica Raza también fortalece, adiestra y unifica el estilo de los ejecutantes y enseña a bailar con mucha rapidez. “El bailarín integral no podía estar alejado del bailarín de danza folclórica. Este es un entrenamiento físico divertidísimo, que acerca y facilita el camino de los bailarines de danza tradicional”, concluye Zamarripa.

© 2018 Edgar NO