Francisco Sanchez Flores
 

Francisco Sánchez Flores, Pancho “panelas" (1910 – 1989), fue originario de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, alternó sus actividades artísticas como pintor y bailador de sones tradicionales, siendo médico, educador, político y escritor. Fue promotor de diversas disciplinas del arte jalisciense, especialmente del Mariachi Tradicional y la danza folklórica de Jalisco.
 
“Taíta, topil, sipil y a un tiempo jocoyote; cacique blanco, aunque moreno; blando. Bailador y pintor… hechicero” es la forma en que lo describió Don Agustín Yánez. Casi once años Francisco Sánchez se dedica al baile regional y a la organización de espectáculos basados en el folklore jalisciense, y en continuar sus estudios en la facultad de medicina; actividades que le ganaron la atención del coronel Everardo Topete, Gobernador del estado de Jalisco, quien lo designó Director de Cultura Popular y Estética del Departamento Cultural del Estado. En el ejercicio de ese cargo organizó y presentó el Ballet “Revolución” en el estadio municipal, durante la gira electoral del Gral. Manuel Ávila Camacho; y en el parque “Paulino Navarro” de Autlán: “La Canción del Ejido”; espectáculos que gustaron extraordinariamente al candidato, a punto tal, que para su protesta como Presidente de la República, pidió y obtuvo que, en el palacio de las Bellas Artes de la capital del país, se presentara nuevamente “La Canción del Ejido”; la misma que Sánchez Flores presentó durante la gira electoral, en el parque “Paulino Navarro” de Autlán. En México convive con otros grandes cultivadores de la Danza: las hermanas Campobello, la profesora Duarte, Luis Felipe Obregón, Amado López y el Padre de la Docencia en Danza Marcelo Torreblanca.
 
Creó la coreografía de sones como “El caballito” (“México lucido”) (decía “trisca feliz con Pita Sandoval y Mario Pizano), “El Jarabe Largo Ranchero” (decía que Elisa Palafox lo guardaba “en el tono cabal de lo resurgido en su recuerdo, con amorosa dignidad”), “El Son de la Negra” (según decía “lo viven intensamente Guille Galarza y Armando Partida”) y “La culebra”, “El Jarabe de Jalisco”; “El Maracumbé”, “Las Copetonas”, recobrando en la mecánica de sus movimientos y pisadas, la esencia de una manifestación popular, plena de sentido, gracia y finura. El más clásico de todos los sones, según Francisco Sánchez Flores, era “Los Arrieros”. Reconoció el trabajo de la Miss Cuca quien fue su primera pareja en la Escuela Federal de Arte Industrial para señoritas, donde bailó su primer Jarabe. En 1939 formó un grupo de Danzas populares en la Escuela de Artes y Oficios.
 
Como pintor, fue discípulo de los destacados maestros Ixca Farías, León Muñiz, Francisco Sánchez Guerrero, José Vizcarra, Carlos Orozco Romero y el maestro Carlos Sthal. Participó con Guerrero Galván, Alfonso Michel y Parres Arias en la realización del mural del ¨Olimpo House¨. Colaboró con José Clemente Orozco en la elaboración de varios murales en Guadalajara La obra de ¨Pancho Panelas¨ está en colección permanente en el Museo Regional de Guadalajara. Ecléctico en el desarrollo y la práctica de su carrera artística pues cultivó variadas corrientes, realizando sus obras con gran calidad y manejo de los materiales.
 
Escribió “Vida y Muerte entre los Tlajomulcas” y “Danzas Fundamentales del Estado de Jalisco”.
 
Se hizo acreedor a distintos premios y reconocimientos: Mención Honorífica por su exposición en el Museo del Estado (1927); Mención Honorífica, Seminario de Cultura Mexicana (1965); Premio Jalisco entregado por el Lic. Agustín Yáñez (1956); Galardonado por el Gobernador Orozco Romero, Guadalajara. Homenaje en el Instituto Cultural Cabañas, Guadalajara, Jal. (1987); Reconocimiento en Tlajomulco, Jal. (1987), El INAH le grabó un disco con sus investigaciones sobre la música jalisciense tradicional.
 
En 1953, siendo jefe del departamento cultural del Estado el doctor Francisco Sánchez Flores “Pancho Panelas”, llevó a cabo un concurso de mariachi en la forma tradicional o antigua, en la que destacó el “Mariachi los Toritos”, que luego acompañaría en sus giras mundiales al ballet folklórico de la Universidad de Guadalajara durante las cuales incluso en concursos mundiales ganó campeonatos, sobre todo, al parecer, con la coreografía de “La Culebra” de Sánchez Flores.
 
En 1972 forma parte del jurado en el “Primer Mundial del folklor”. Conoció a la Delegación Jalisco del IIDDM.AC. y formó parte del grupo de conferencistas que durante algún tiempo, jueves a jueves expuso sus conocimientos, experiencias e investigaciones sobre el folklor en el Auditorio de la Casa de la Cultura. Asesoró y supervisó el programa de bailes jaliscienses que presentó la Delegación Jalisco por vez primera en el XV Congreso Nacional para maestros de Danza del IIDDM.AC en julio de 1985 en la ciudad de Toluca, de acuerdo a lo mencionado por el profesor Víctor Manuel Romo Martínez, medallista de nuestro Instituto.
 

Para el Padre de la Danza Folklórica de Jalisco, Francisco Sánchez Flores, pintor y bailador de sones tradicionales, médico, educador, político y escritor; promotor de diversas disciplinas del arte jalisciense:
“Los amantes de nuestras danzas criollas y autóctonas son también valores de la Patria… no vivimos en el pasado: conservamos herencias del pueblo de México y estamos obligados, cuando menos, a recordarlas con propiedad”
 

Actualmente se ha instituido la Presea Francisco Sánchez Flores, por la preservación de la música Tradicional por parte de los organizadores del Encuentro Nacional de Mariachi Tradicional que año con año se viene realizando en mi querida Guadalajara.


Datos biográficos del Dr. Francisco Sánchez Flores
Nacido en Tlajomulco, Jal. En 1910, en plena época de fuertes convulsiones revolucionarias, se descubre a poco andar como predestinado a recoger un México que está afuera de los textos. Eso le lleva a una peregrinación que hasta hoy – aun con el alma joven – no termina.

Responde a la creencia de que para el hombre, las artes constituyen un vehículo de realización individual; adquiere como ser humano cabal dimensión al sumarse al proceso de crear belleza y cumple, como ser humano creador, la tarea de transformar el mundo.

Ha vivido el arte en muchas de sus manifestaciones: en la poesía, en la pintura, en la escultura, en la literatura y en la danza. En cada una de ellas ha hecho aportaciones propias, substanciales. Se ha realizado generosamente porque escogió el camino de un arte en interrelación con su pueblo, comprometido poderosamente con las raíces de su sociedad.

Muy posiblemente por ello, se quedo en la danza del pueblo y busco en ella la respuesta. Comprendió que allí estaba el punto de encuentro con esa realidad que, a menudo, se nos presenta con el rostro enmascarado, como en esos xayacates que danzan sin descanso.

Ha viajado al pasado y desde sus sombras ha rescatado esas antiguas expresiones de humanidad en pos de comunicación, de relación de amor.

Pero no vive en el pasado, afirma solamente: “Conservamos herencias del pueblo de México, y estamos obligados, cuando menos, a recordarlas con propiedad.”

Herencias que se proyectan en el presente entrelazadas con los hombres que repiten sin tregua su esencia.

El Dr. Sánchez Flores no solamente recuerda, sino más bien recobra un pasado que al fin de cuentas nos define. Va por el tiempo, investiga y rearma la tradición perdida.

Es más que un testigo, es historia, de la buena, la que brota del quehacer positivo y que no persigue mayor recompensa que la de mostrar su pasión por el ser humano.

Pero… ¿quién es Francisco Sánchez Flores?
Mi temor a no responder cabalmente a esta pregunta, me lleva a considerar un mejor camino que revele con mayor claridad quien es este hombre de Tlajomulco que ha hecho carne y opción de vida su sentimiento de mexicanidad.
El Dr. Francisco Sánchez Flores es creador también, de la coreografía del afamado son de La culebra, actualmente incluida en el repertorio de todos los grupos que cultivan la danza regional, así como en el material didáctico de los miles de maestros de danza que la enseñan a lo largo de toda la República. La incluyo como final en su obra coreográfica La canción del ejido.

FUENTES CONSULTADAS
" El jarabe... El jarabe ranchero o jarabe de Jalisco - Josefina Lavalle "

http://www.metroflog.com/marypazjalisco/20090526 - MaryPazJALISCO "
          “El Jarabe” Josefina Lavalle. Dirección de investigación y documentación de las artes/INBA
          1988. México, D.F.
          II Antología del Folclore de Jalisco. Del.Jalisco del IIDDMAC. Guadalajara, Julio de 1997.

© 2018 Edgar NO